serra segundeira


ANDAINA POR LA SIERRA SEGUNDEIRA

Sábado 15.06.13 con un tiempo primaveral cogemos el coche con dirección a La Gudiña para una vez pasada esta localidad desviarnos hacia Vilavella por la antigua carretera nacional dirección Zamora para luego girar a la izquierda dirección Porto y una vez recorridos 14 kms y pasada la aldea de Pias girar a la derecha hacia Barjacoba inicio de la andaina.

El día está esplendido y el calor comienza a apretar. Iniciamos la andaina a la entrada de la aldea que cruzamos para tomar el camino perfectamente empedrado que lleva a Porto. Es un camino en suave ascenso, a orillas del río Barjacoba, que nos va llevando en su primer tramo por bosques de robles para luego abrirse por zona de matorral (urces , xiestas, urdivellas y piornos) y pastizales, cruzando el riachuelo en un par de ocasiones.

Las laderas de las montañas están rebosantes de colores amarillos, blancos y violetas y en el fondo del valle el verde los bosques de robles.

Luego de unos 3 kms la senda se vuelve más pronunciada hasta la cumbre donde nos encontramos con el poste indicador del GR-84 faltan 6,9 kms a Porto y 6,8 al Refugio de montaña de Campo Laiol .

Hemos pasado la primera laguna de las muchas que hay en esta sierra y de las que en gran número podemos observar a lo largo de nuestra caminata. Seguimos en dirección Porto para luego de atravesar una nueva zona de lagunas llegar a la Laguna de Cancelos y desde aquí ascendiendo a una pequeña loma poder contemplar el valle de Valdesirgas casi a nuestros pies, más a lo lejos el valle de Val de Inferno, a la izquierda las primeras casas de Porto y en la lontananza Trevinca.

Volvemos sobre nuestros pasos y giramos hacia la derecha para ir avanzando por la cresta a veces por campo a través y otras por trochas del ganado en un continuo sube y baja, siempre acompañados por infinidad de lagunas y sin perder de vista a nuestra derecha la localidad de Porto y los embalses de San Sebastián y Pias , hasta la Lagoa das Lamas.

Aquí tomamos un amplio camino que nos va llevar encima de Barjacoba para luego tomar otro a la derecha que luego de una pequeña subida va descender por un bosquete de robles jóvenes hacia el curro de Barjacoba o también denominado Foxo do Lobo. Era esta una ancestral trampa destinada a proteger los ganados del lobo. Continuamos descendiendo 1,5 kms para llegar al punto de partida y dar por finalizada la andaina.

Hasta los años 70 del siglo XX se mantenían en Barjacoba más de 1.000 cabezas de ovejas y cabras, además de cientos de vacas del pais. La oveja les daba la lana, la cabra la leche y carne y las vacas era el motor de la agricultura y el transporte unida al arado y el carro. El pastoreo se realizaba con un sistema de velías o turnos que permitían compatibilizar y optimizar agricultura y ganadería, Uno o dos vecinos acompañaban a cada rebaño de ovejas y cabras que pastoreaban separadas; uno en la delantera y otro en la rabiza haciéndose acompañar de perros mastines para ahuyentar al lobo vigilante de los rebaños. Los mastines se alimentaban de forma comunitaria, incluso existía un terreno para cultivar su alimento, la Roza el Perro o el Campo del Mastín. Nada que ver con los mastines trashumantes de los grandes señores, que tenían asignada por escrito su ración diaria de pan de centeno o cebada.

Un conjunto de cruces ubicadas en los montes que bordean la localidad, de la que forma parte la Cruz de la Marta, tradicionalmente protegían a las gentes y ganado de las tormentas y pedrisco.

Una vez aseados en las frescas aguas de una de las fuentes de tan singular y bella aldea sólo nos quedaba iniciar el camino de regreso hacia el Restaurante O Cazador en el Pereiro ( la Mezquita) tfno.988425596 y dar cuenta de una exquisita carne cachena.

Longitud: 19,5 kms

Duración: 7 horas

Dificultad: media