ruta da castaña


ANDAINA DA CASTAÑA 01-12-2012

Luego de varios intentos abortados por las inclemencias meteorológicas, por fin pudimos realizar esta preciosa andaina en el Concello de Parada do Sil. Una de esas que perduran para siempre en las retinas.

Salimos de la plaza del Barquilleiro en la capitalidad municipal, en una mañana fresca pero despejada, dirigiéndonos hacia Fondodevila para por unas carriozas ( senderos muy estrechos entre dos paredes) entre bosques de castaños y robles que nos llevan a una pista ancha que desciende en continuos zig-zag hacia las viñas de A Sapeira. La vista del río Sil es espectacular.

Dejamos a nuestra izquierda el camino que conduce a Rabacallos y vamos ascendiendo suavemente hacia la aldea de Entramborrios, sin abandonar en ningún momento el margen del río el cual se cruza en varias ocasiones por puentes perfectamente restaurados. Un ligero alto en el caminar para contemplar los molinos y retomar fuerzas antes de iniciar las duras cuestas que por soutos de castaños y robles nos van llevar a la aldea de Sardela y de aquí de nuevo a la capitalidad municipal de Parada do Sil.

Es hora de comer y aprovechamos para dar buena cuenta de los bocatas en el bar de la plaza, al refugio del frio y al calor de un buen mencia.

Sin mucha demora, la andaina es larga y las horas de luz escasas, nos ponemos en camino para iniciar la segunda parte que nos llevará en un primer momento a los Balcones de Madrid, estupenda atalaya sobre el cañón del Sil. Tomamos una pista que lleva al pueblo de a Portela para luego abandonarla , la retomaremos a 300mts de dicha aldea. Giramos a la derecha entre bosques de robles para acercarnos a los miradores de O Fental y As Fontiñas para una vez cruzado el arroyo dos Gavias adentrarnos por un sendero mucho más abierto donde podemos ir contemplando toda la majestuosidad del cañón del Sil, pudiendo observar así mismo unas grandes rocas llamadas Pena da Moura.

Retomamos la pista a Portela, en este tramo empedrada, y al cruzar el puente antes de entrar en la aldea giramos a la derecha por un bello sendero donde abundan primeramente los madroños para luego dar paso a soutos de castaños desde donde ya podemos observar el campanario del monasterio de Santa Cristina joya del románico de la Ribeira Sacra, al cual accedemos luego de un desvio de 300 mts.

Retomamos de nuevo el sendero que en una pronunciada ascensión nos va llevar a Castro y a la aldea abandonada de Chamoso por unos bosques de enormes carballos . Cruzamos la carretera y debemos retroceder unos metros para tomar el camino, ahora de carro, que por el comunal de Candedo entre prados y soutos de castaños nos llevará a la plaza del Barquilleiro en Parada, final de la ruta.

Longitud: 21,5 kms

Duración: 7,30 h.

Dificultad: media