ribeira do ulla e os tres ríos


RUTA RIBERA DEL ULLA Y DE LOS TRES RIOS

 

  Sábado 23.03.13 luego de haber suspendido ya esta andaina y de unos fines de semana que no dejaba de llover, y aunque las predicciones no eran muy halagueñas , decidimos poner rumbo al Concello de Touro en cuya aldea de San Pedro de Ribeira comenzamos esta andaina que es la unión del PRG  93 y el 121 y decidimos recorrer el trazado de la forma más dura que es contracorriente, pensamos que es mucho más bonita y los hechos entendemos nos dieron la razón.

Luego de hora y media desde Orense y haber dejado unos coches en el final e inicio de la ruta comenzamos esta bellísima caminata que nos iba llevar en ocasiones por la misma orilla del río Ulla y en otras por zonas más alejadas, en el primer caso por bellos bosques de ribera y en el segundo caso por bosques de robles y una gran mancha de alcornoques que nos llamó la atención, todo ello por aminos antiguos de carro y sin dejar de sentir el ronroneo de las aguas del Ulla que bajaba rápido y poderoso luego de este mes de Marzo tan lluvioso.

A mitad de camino del PRG-93 entre San Pedro y Ponte Basebe nos encontramos con la fervenza do Inferniño, espectacular en estos momentos.

Así llegamos entre abro el paraguas y lo cierro, pero siempre sin grandes aguaceros, un día propio de primavera, a Ponte Basebe donde damos cuenta del bocata para iniciar con fuerzas renovadas la segunda parte de la caminata, más corta pero intensa, es necesario salvar más desnivel, con tramos de escaleras que hacen el trazado bastante rompe piernas. Comienza con una zona preciosa a la orilla del río Ulla de unos 2 kms donde lo puedes contemplar en toda su majestuosidad, para luego girar a la izquierda y ascender por la ribera del río Lañas que venía con un gran caudal.

El caminar a la orilla del río, casi con los pies en el agua, pacifica el espíritu y da un cierto ambiente de tranquilidad y sosiego alterado por una nueva zona de escaleras. Así llegamos a la altura de la aldea de Santiso, una vez ya cambiados de vertiente y estar ahora en la del río Beseño. En este punto nos encontramos con un lugareño que amablemente nos enseña un molino que tiene restaurado y nos explica su funcionamiento.

Faltan cerca de 5kms hasta el final y tenemos que cambiar de nuevo de vertiente hasta el río Lañas que habíamos abandonado. Lo hacemos bajando por un tramo duro de escaleras para enseguida encontrar el Salto das Pombas, una zona de rápidos espectacular. El caminar desde aquí se vuelve más facil, aunque ya empiezan a pesar las piernas, hasta llegar al área recreativa de Ponte Santaia.

Una cervecita en Touro y regreso a casa no sin antes comentar la extraordinaria belleza de toda la andaina, sin un momento para el descanso de la vista, sin duda una de las más bellas que tenemos realizado. Hasta con suerte pues al estar dando cuenta de la birra se desata un tremendo aguacero.

 

Longitud: 23,50 kms

Duración: 7,30 horas

Dificultad: media