o picon


Sábado 04-06-2011. Ocho  intrépidos caminantes nos reunimos en la  cafetería Bruma de A Gudiña a las 8,45 horas de la mañana. En dos vehiculos de tracción nos trasladamos hasta la Laguna de los  Peces en pleno Parque Natural del Lago de Sanabria.

Eran las diez cando decidimos iniciar  nuestra aventura, bordeamos la Laguna de los Peces (1700 m. de altitude) y tomamos dirección hacia la Laguna de las Yeguas (1800 m). Hechas las fotos de rigor y una vez observada la belleza y la forma de esta laguna junto con la de Cubilla (Es de destacar la gran cantidad de lagunas que hay en este macizo), retomamos la marcha en busca de los tres burros, Rio Pedro, la Peña Vidulante y más adelante la Laguna del Fueyo o de Rio Pedro a 1930 m de altitud. Seguimos la senda que la bordea por la vertiente leonesa y aparece ante nuestros ojos el val glaciar regado por el río Cadabal. La senda va perdiendo altitud para acercarnos a un collado, detrás del cual se encuentra El Cerro del Camello (2016 m) que es la última dificultad antes de abordar la subida del Picón (2077 m) desde donde se atisba el Lago de la Baña y el pueblo del mismo nombre, pero sobre todo el macizo de Peña Trevinca, con Peña Surbia, Peña Negra y Peña Trevinca.

Visto que la atmósfera que nos rodea es de anuncio de tormenta, decidimos reiniciar la ruta y reponer fuerzas un poco más adelante. Tomamos el bocata apresuradamente y reanudamos el caminar, los dos más valientes y decididos optaron por la vía más rápida y directa y los menos por buscar la senda de ida hasta la Laguna del Fueyo, para desde alli desplazarnos por una senda a veces y otras campo a traves en busca de la ruta que desde Trevinca comunica con la Laguna de los Peces. Enorme la vista de la Laguna del Lacillo y del Moncalvo en frente. Una vez encontrado el camino, en los últimos tramos se  desató la tormenta, y así alcanzamos el final y comienzo de la ruta con nuestros compañeros esperandonos a las 17 horas.

Debido a la rapidez con que hicimos la ruta, decidimos volver con calma tomando unas cervecitas por el camino y así decidimos parar en San Martín de Castañeda, Puebla de Sanabria y en el centro de A Gudiña, antes de llegar al Restaurante Bruma donde ibamos a degustar una suculenta cena.

Distancia recorrida 23 Km en un tiempo de 7 horas.

Hay que destacar que de los ocho caminantes, cuatro eramos jubilados o prejubilados, pero que de momento respondemos perfectamente.