o montouto


                                        ASCENSION AL MONTOUTO

 

Sábado 16.06.2012 , una vez más y es la tercera, intentamos la ascensión al Montouto pero se ve que está gafada. Como en anteriores ocasiones amanece un día lluvioso que no auguraba buenas expectativas. No obstante nos desplazamos a la aldea de Robledo en el Concello de Vilamartin de Valdeorras  por una pista empinada y tortuosa que obligaba a abusar del “ embrague”, bueno eso es lo que opinaba nuestra amiga y bien querida colega Olga.

En fin que contra toda adversidad iniciamos la caminata pero a medida que ascendíamos la niebla se cerraba más y más y la lluvia se volvía más pertinaz  por lo cual se decidió desistir y tomar otra alternativa siempre guiados por Julio y Ana que sabiamente nos aconsejan estrenar una ruta que está limpiando el Concello de Villamartin, bajo su dirección, que antiguamente usaban los romeros que acudían a Robledo el 26 de Septiembre a honrar a su patrón San Cosme

Para ello regresamos de nuevo a esta aldea para girar a la derecha en continuo descenso, primero por bosque de castaños, con restos de algún que otro sequeiro, para luego por zona de abundante vegetación de ribera que debido al fuerte desnivel y la abundancia de esta hacían muy difícil avanzar y más todavía cuando nos acercamos a ver una pequeña fervenza de muy difícil acceso que por momentos se volvía realmente peligroso.

Una vez cruzado el arroyo comenzamos una fuerte ascensión hacia la localidad de Cernego , un sendero que todavía no está totalmente limpio por lo cual el caminar se vuelve lento y dificultoso. Podemos ir observando a nuestra izquierda el deseado Montouto por momentos limpio de niebla y pensando en nuestro interior que no quedará sin que en algún momento hagamos cumbre.

Desde Cernego ya es un continuo  descenso hasta la capitalidad municipal, por zonas de pinares y en último término viñedos y huertas con cerezos de los que era imposible huir a la tentación de su sabroso fruto.

Así entramos en Vilamartín  por la zona de su famosa “ ruta das covas” que se celebra el primer sábado de Agosto y como no podía ser de otra manera nuestra primera visita fue a una de ellas, a cova do Andrés.

Ponerse guapos y a merendar a cova do Luis en donde dimos cuenta de una sabrosa empanada, un exquisito cabrito y una deliciosa leche frita . Menú al que los comensales nos entregamos tan duro o más que en la andaina, existen documentos gráficos.

Una vez más dar las gracias a Julio y su mujer Ana sin ellos sería imposible está andaina y como no a Luis y Manola encargados del menú y que siempre tienen su casa y cova abierta para nosotros.

 

Longitud: 24 kms

Dificultad: media

Duración: 8 horas