fin de semana en la alberca


PUENTE DE SAN MARTIN EN LA ALBERCA ( 11-12-13.11.2011 )

 

Salimos el Jueves 10 por la tarde para luego de más o menos 4 horas llegar a esta bella localidad Salmantina e instalarnos en el Hotel Dª Teresa donde fuimos excelentemente atendidos durante toda nuestra estancia.

Andaina Miranda del Castañar-La Alberca : esta andaina la teníamos prevista para el sábado pero por razones meteorológicas, las previsiones eran mejores para el sábado, la adelantamos al viernes. Cuando nos levantamos a desayunar el viento y el agua arreciaban y la niebla todavía lo complicaba más. Pero no nos amedrentamos y luego de coger los bocadillos tomamos dirección a Miranda del Castañar, unos 20 minutos en coche. El tiempo iba mejorando e incluso por momentos salía el sol.

Es Miranda del Castañar, declarada Conjunto Histórico Artistico, una de las poblaciones eje de la Sierra de Francia y realmente digna de ser visitada por sus indudable valores arquitectónicos, sus callejas angostas, su arquitectura popular, el castillo y la plaza de toros que los vecinos llevan a gala ser la más antigua de todas. El origen de la plaza es de plaza de torneos en los aledaños del castillo medieval.

Se inicia la andaina por la senda que conduce a la ermita de la Virgen de la Cuesta , es esta una senda empedrada que nos va llevar a cruzar el río Francia. Luego de un corto tramo por carretera se toma una senda a la izquierda, paralelos a la carretera que lleva a Mogarraz para poco a poco ir girando hacia la izquierda para tomar una pista por una zona aterrazada con cerezos y algún viñedo, para luego adentrarnos en un bosque muy cerrado de madroños, castaños y robles. Por cierto los madroños estaban en su punto de lo cual dan buena fe las chicas del grupo. Se abandona el camino girando a la derecha e iniciando un fuerte descenso que nos va conducir al Puente de los Tres Ojos en el arroyo de los Milanos. Aprovechamos aquí para hacer un pequeño receso contemplando esta maravilla arquitectónica y las modernas sillas-esculturas metálicas colocadas en la entrada del puente.

Se inicia ahora una fuerte subida por un camino de herradura que nos va conducir a Mogarraz, contemplando a nuestra izquierda la localidad de Monforte de la Sierra y el colorido del bosque que lo envuelve, el tiempo nos acompaña con lo cual podemos disfrutar de todo el colorido que ofrece el otoño.

Entramos en Mogarraz, una pequeña visita a la localidad y su encantadora plaza Mayor, por sus estrechas callejuelas con el inconfundible olor a mosto de sus bodegas salimos hacia la carretera para luego de pasar el Grupo Escolar tomar un sendero a la izquierda que discurre entre terrazas cultivadas de olivos, cerezos y vides para adentrarnos poco a poco en un bosque, impresionante de colorido, de robles y castaños que luego de cruzar el arroyo de los Milanos nos va lleva a Monforte de la Sierra donde vamos a dar cuenta de los bocadillos en el Centro de Mayores. Muy buena idea, una vez más de nuestro presi, comemos al calor de la estufa y se puede regar el paladar con vino de la tierra.

El tiempo comienza a empeorar. Salimos de Monforte por una pista de cemento, con un desnivel considerable, que nos lleva hasta el Mirador de la Víbora. El paisaje es grandioso, la sierra de Béjar , Miranda del Castañar, Mogarraz…………… Comienzan a caer las primeras gotas, el sendero discurre paralelo a un canal de agua por un bellísimo bosque de castaños que al final va dejando paso al roble. Se llega a una ermita para luego girar hacia la izquierda y tomar un camino que nos va llevar a la Alberca. La lluvia se ha hecho más persistente y por momento acompañada de un fuerte viento.

Sin duda ha sido una ruta espléndida y llena de colorido donde se ha podido contemplar el otoño en todos sus matices, y que nos ha llenado plenamente.

Longitud: 17 kms

Dificultad: media . Duración : 5 horas

Andaina La Alberca-Peña de Francia-Cabaco

Como indicaban las previsiones el sábado tiene mejor cara. Así es que luego de desayunar tomamos las mochilas y nos ponemos rumbo a la Peña de Francia. Tomamos el camino que sale de la parte alta del pueblo en un primer momento pista asfaltada y luego una amplia pista de tierra que discurre entre pinares, enseguida comenzamos a divisar en la lejanía la Peña de Francia, la pista desciende paralelo a un bosque de castaños que se encuentra con su color más álgido, así hasta llegar a un arroyo el cual tenemos que cruzar descalzos. Viene nuestras mentes cuando fue necesario hacer la misma operación en el río Sil en Babia. Una vez salvada esta dificultad la senda asciende primero por zona de monte bajo y retamas y luego entre pinos siendo necesario cruzar la carretera que sube a la Peña en varias ocasiones. Poco a poco el camino se hace más duro por la gran cantidad de piedra suelta así llegamos al Vía Crucis, último tramo de la ascensión donde se puede observar un rebaño de cabras . El viento ya se hacía notar pero luego sería realmente intenso en la Peña tal que se hacia dificultoso el mantener la estabilidad.

Luego de una visita a la capilla y a la iglesia de la Virgen negra, así como de contemplar todo el inmenso horizonte que desde aquí se divisa iniciamos el descenso por el Vía Crucis para al final de este tomar una senda a la izquierda que no va llevar al Cabaco por una senda que va descendiendo en zig-zag y con abundante piedra para luego convertirse en una amplia pista que pasa por unas antiguas minas de wolframio y un asentamiento romano antes de llegar al Cabaco.

La ruta es lineal con lo cual esperamos tomando una cervecita a que nos vengan a buscar los que libraron en el día de hoy Nacho, Servando, Marga y Carmen la entrañable hija de Mónica y Nacho, una más del grupo, que se han ido pasar el día a Ciudad Rodrigo.

Hay partido de España por lo cual una duchita rápida y al salón, España no ganó pero celebrar lo celebramos igual acabándole con las existencias del Pago de Carrovejas.

Longitud: 19 kms

Dificultad: media

Duración: 5 horas

 

Ya sólo nos quedaba el domingo que como no podía ser de otra forma aprovechamos para efectuar la compra de los ricos embutidos de la zona y una visita al Monasterio de las Batuecas. Luego de comer regreso para Ourense con la ilusión de haber vivido unos días estupendos y pensando en regresar en un futuro próximo.


Miranda del Castañar

Saliendo de Miranda

Camino empedrado hacia el río Francia

Abundan los madroños

Estampa otoñal

Descenso rápido hacia el puente de los Tres Ojos

Puente de los Tres Ojos

De puente de los Tres Ojos a Mogarraz

Vista de Mogarraz

Vista de Monforte de la Sierra

Mogarraz

Arroyo de los Milanos

Camino de Monforte de la Sierra

Estampa otoñal

Comienza a llover

Del bosque de castaños al de robles

Cerdo de San Antonio en La Alberca

La Peña de Francia

Dispuestos a cruzar el arroyo

Primeras estribaciones

Seguimos ascendiendo

Mirador

Vía Crucis

Descenso hacia Cabaco

La Alberca

Pasarela hacia el Monasterio de Las Batuecas

Monasterio de Las Batuecas