ANDAINA PE DO CABRIL-PARQUE NACIONAL DA PENEDA-GERES Sábado 04.05.2019. Amanece un día claro que presagia calor, todos llenos de ilusión ponemos rumbo a la localidad portuguesa de Campo de Geres donde vamos iniciar esta ruta. Luego de pasar la antigua frontera de Portela D´Home nos adentramos de lleno en el Parque Natural da Peneda Geres por una estrecha y sinuosa carretera que nos lleva a la villa termal de Caldas. A la entrada de dicha localidad giramos a la derecha para tomar una pista todavía más sinuosa, pero con unas vistas espectaculares, y que nos recuerda una anterior ruta por esta zona más en concreto la de Calzedonia, para finalmente llegar a Campo de Geres. Nos sorprende muy positivamente este enclave, a los que nunca aquí habíamos estado, aunque la verdad sea dicha hace mucho tiempo que Portugal ha dejado de sorprendernos y se convierte en un destino habitual por la belleza de sus pueblos y la amabilidad de sus gentes. Nos encontramos con una población alejada del mundo, pero totalmente dedicada al turismo. Grandes zonas de camping con tirolinas, caballos……………lo que hace pensar en una gran afluencia de gentes. Primero felicitar a todos los participantes por el esfuerzo realizado en esta caminata de montaña, prácticamente desprovista de sombras y apretando el calor. Una vez más han demostrado que son los mejores. Y como no felicitar a los organizadores Fina y Goyo por su arduo trabajo para poder diseñar un trazado tan interesante. Comenzamos la andaina a la sombra de pinos y abundante vegetación que a medida que íbamos ganando en altura daba paso a los paisajes típicos del Xurés-Gerés zona de piedras y grandes bolos a los que los efectos de la erosión va modelando y adquiriendo diversas figuras que según la perspectiva y porque no las fantasías de cada cual ven cosas diferentes. Así alcanzamos el primer prado del recorrido, un auténtico oasis Gamil que aprovechamos para refrigerar y reponer energías con fruta y chocolate. Aquí finaliza el sendero de a Silha dos Ursos que lleva a la Casa de Junceda y es uno de los caminos más utilizados, junto con el de Portela de Leonte para ascender al Pé do Cabril. Reiniciamos la ruta, siempre ascendente, entre el colorido primaveral de las “ uces y carqueixas” que inundan de belleza la montaña. Pasamos otra pequeña zona de pradería hasta alcanzar la base del Pé do Cabril donde nos encontramos con la “ silla del rey”. Conjunto formado por dos rocas talladas en forma de silla desde donde podemos observar todo el impresionante macizo que nos rodea: los picos del Borrageiro, Pedra Negra, Pé de Medela y Rocalba que nos recuerdan la ruta de hace unos cuantos años por los Prados de Messe. Desplazándonos unos metros tenemos unas vistas espectaculares de Caldas y el embalse de A Caniçada. Iniciamos la última y dura rampa que lleva hasta la cumbre del Pé do Cabril, teniendo que abandonar por el vértigo en los últimos pasos, donde se encuentran los hierros anclados en la pared. De tal modo que sólo Delfín y Goyo consiguen realizar cumbre. Iniciamos el regreso en un primer momento por el camino que lleva a Leonte para luego girar a la izquierda e ir bordeando el imponente peñasco y siempre con el embalse de Vilariño das Furnas a nuestra derecha ir avanzando por un sendero bien marcado que nos va llevar a la Fraga do Sarrilhao, con Campo de Gerés ya a la vista, lo que nos va a dar nuevas fuerzas para este tramo final por el sendero de Aguila do Sarrilhao que nos lleva hasta el final de la andaina. Unas deseadas y reconfortantes birras en Campo de Gerés y Lobios dan por concluida esta inolvidable jornada de montaña. Longitud: 14,4 kms Duración: 7h 15´ Dificultad: media