CASTRO DE DOADE, MOLINOS, RIOS Y PONTONES Sábado 23.02.2019. Luego de un par de aplazamientos nos disponemos a realizar esta bella ruta que se corresponde con el PRG-210, que recorre tierras de Lalín, y promovida por el Museo Casa do Patrón de Codeseda. Comenzamos la andaina en la parte baja de la aldea de Codeseda, en el Mirador do Asneiro en el área recreativa de “ Os Muiños” donde tomamos contacto por primera vez con el río Asneiro, afluente del Deza. Una amplia senda de bosques de robles va ir ascendiendo paulatinamente hasta que llegamos a la rehabilitada aldea de Codeseda y sus casas labriegas, muchas de ellas con nombre propio según se puede ir viendo en los diferentes carteles. Aquí se encuentra el Museo Etnográfico de la Casa do Patrón que al final de la jornada visitaremos. Al final de la población giramos a la derecha y por una corta desviación acercarnos al Castro de Doade donde podemos contemplar las obras de excavación que se vienen realizando en este recinto de tendencia circular y delimitado por un terraplén. Hay dichos que lo relacionan con “los mouros” y aparición de oro. Este castro no es una excepción a los característicos de la Edad de Hierro con sus murallas para defenderse de los animales o de los ataques de otras personas. En Codeseda , por la tarde, pudimos ver la recreación de una antigua vivienda castrexa correspondiente a la segunda ocupación. Retrocedemos sobre nuestros pasos para tomar la senda principal que pasa junto a la Pia da Cal con fuente y abrevadero para los animales y la Fonte da Costa , manantial que surtía de agua a las gentes de Codeseda. El camino es ancho y va descendiendo hacia las riberas del Asneiro que vamos seguir río arriba por su margen izquierda para posteriormente dejarlo y adentrarnos en una espesa masa forestal donde prevalece el “ carballo “, para llegar a otra desviación que nos indica hacia el Muiño de Froiz, de visita imprescindible. Un viejo molino restaurado con sus pasarelas de madera y canal de alimentación proveniente de la presa sobre el río. Un lugar realmente bucólico. Dejamos el río para iniciar unas rampas, puede ser que la parte más dura de toda la jornada, que nos lleva a cruzar la antigua vía del tren, el nuevo trazado del AVE lo tenemos enfrente con su impresionante viaducto, y posteriormente girar a la izquierda de nuevo por bosques de robles que nos van llevar a cruzar de nuevo las vías y llegar a la aldea de Vilanova. La senda se vuelve más suave por zona de praderías hasta alcanzar las vías del AVE y girar en dirección a la aldea de San Tomé para posteriormente cruzar de nuevo las vías del ferrocarril y adentrarnos en un precioso bosque por el que descendemos hacia el Asneiro, que cruzamos por un puente de piedra y a escasos metros tomar una desviación que lleva a un viejo molino y un carballo monumental. Aquí nos dan alcance otro par de grupos de senderistas, en total cerca de unas 100 personas, con uno de ellos de O Burgo en La Coruña coincidiríamos posteriormente en la comida. El camino en suave ascenso nos lleva hasta la aldea de Carracedo desde donde va comenzar a descender hacia el río Lebozán y posteriormente alcanzar el área recreativa de Mouriscade desde donde por una senda de pescadores llegamos al punto de inicio y final de la ruta. Luego de asearnos un poco procede dar cuenta de un cocido, fiesta que están celebrando en Lalín este fin de semana, en el Restaurante de la Casa do Patrón, tfno. 986 69 22 03, en Codeseda. Para finalizar esta espléndida jornada con una visita al Museo Etnográfico de la Casa do Patrón y poder contemplar y adivinar como era el discurrir de la vida de nuestros antepasados y por algún momento venirse a la mente recuerdos de nuestra niñez con algunos de los elementos allí expuestos. Longitud: 16,6 kms Duración: 4h 45´ Dificultad: baja