ancares


FIN DE SEMANA EN ANCARES- OTOÑO 2014

Espectacular fin de semana otoñal, más bien de verano, el vivido los días 25-26 de Octubre del 2014 en este lugar idílico que hace frontera con Asturias, León y Galicia. Rodeados de impresionantes cumbres y bellos valles de pradería que hacen que desconectes plenamente de los problemas cotidianos. Si a esto le unimos la gastronomía y el exquisito trato recibido por Mireia y todo el grupo que conforman el Hostal O Piornedo tfno..982161587 www.hotelpiornedo.com, conforman un fin de semana de 10.

Salimos de Ourense el viernes a media tarde para llegar a cenar al Hostal O Piornedo el caldo y los huevos fritos con chorizo de rigor y luego de jugarnos los gin-tonic en una “ dura “ partida a descansar el viaje había sido agotador y nos esperaba al día siguiente una dura jornada.

Sábado 25 de Octubre.- Tejedo de Ancares-Miravalles-Balouta

Longitud: 15,5 kms

Duración: 7 hora

Dificultad: alta

 

Es esta una ruta que se nos hacía de rogar, por ello teníamos una gran ilusión por coronar el único pico mítico de los Ancares que faltaba en nuestro historial. Nos trasladamos en coche desde Piornedo a Tejedo luego de cruzar Puerto de Ancares, todavía con múltiples pintadas luego del espectacular fin de etapa de la última Vuelta ciclista a España.

Al comienzo el pueblo tomamos un camino que comienza en una ligera ascensión por una zona de castaños para luego girar a la derecha y dejar el que sigue horizontal y lleva a la antigua herrería. El camino va ascendiendo paralelo a la carretera que baja del Puerto y girando a la derecha para rodear la montaña y acercarnos al primero de los valles que cruzamos . Las vistas de la otra ladera son preciosas con los bosques de robles luciendo sus primeros colores otoñales y refrescándonos la memoria con la ruta que habíamos realizado a la Braña de Pereda. Seguimos girando hacia la derecha, ahora en descenso, para acercarnos a la Valiña Clara y la Valiña Oscura con bosques de abedul. Seguimos avanzando paralelos al río dos Campos  para ascender al bosque del Acebal donde se terminan mezclando los acebos y robles. El tramo se vuelve más empinado para acercarnos a la base de los farallones que rodeamos. El lugar es de una extraordinaria belleza, con paredes de roca y bosque por todas partes, empezando a mezclarse el abedul con el serval. Podemos observar algún tejo antes de cruzar el río y llegar a la campera de la Braña de la Brutieira, la cual cruzamos, no sin antes poder observar la preciosa cascada que forma el río dos Campos. Hemos dejado atrás la zona de bosque para ascender hasta el Chao de Abajo, una zona de turbera situada bajo la cima del Miravalles. Tomamos hacia la derecha por un empinadísimo desbroce paralelo al arroyo que nos lleva hasta Chao de Arriba con abundantes charcas que forma el arroyo el cual cruzamos para ascender por una empinada dorsal rocosa. El sol aprieta y empieza a hacer mella. Pero ahí estaba una vez más Susi, la doctora de cabecera del grupo, para echar una mano generosa y salvar tan difíciles momentos.

Salimos a una amplia zona abierta girando hacia la izquierda hacia una pequeña cresta que cruzamos  para cercarnos a la Braña dos Cantois, justo debajo de la cumbre del Miravalles. Un descanso para reponer fuerzas y alimentase antes del duro ascenso que nos llevará a la senda que viene de Puerto de Ancares y desde aquí el asalto final a la cumbre. Las vistas espectaculares de las tres provincias pero especialmente del  cordal de los Ancares con Cuiña, Campanario y Mostallar.

Descendemos de la cumbre para continuar por la senda que lleva a Puerto e Ancares para luego girar a la derecha y tomar un camino recién desbrozada que nos va situar en la amplia pista que lleva a Balouta la cual podemos observar, así como el precioso valle de montaña que la rodea, desde el cordal.  Una vez en el pueblo una birra que sin lugar a dudas teníamos bien merecida. Recoger los coches a Tejedo y regreso a Piornedo para dar cuenta de una reconfortante cena a base de fabada de la abuela y jarrete. La revancha de la partida del día anterior que no voy comentar para que no se enfade el presi y a descansar para la jornada del día siguiente.  


Domingo 26 de Octubre.- O Piornedo - Suarbol-O Piornedo


Luego de desayunar emprendemos el camino para realizar esta ruta que nos iba llevar hasta cercana la hora del almuerzo por unos lugares realmente bellos entre bosques de robles, acebos y avellanos y grandes extensiones de pradería.

Salimos de Piornedo por el camino que lleva al Mustallar en una empinada ascensión. Luego de más o menos 1 kms nos encontramos con un depósito de agua del servicio de incendios tomando el camino que gira a la izquierda. En un principio el camino es amplio y rodeado de acebos para luego dar paso a un bosque de roble, es la zona de Chao Grande. El amplio camino se vuelve en sendero con algo de maleza hasta cruzar el río de la Vega, en estos momentos fácil de vadear, para iniciar el descenso hacia Suárbol por un camino por veces con agua y barro pero nunca exento de glamour.

Una vez en Suarbol, junto de su preciosa iglesia, cogemos el camino que sale a la izquierda y cruza el riachuelo para luego girar a la derecha por otro en un primer momento cementado hasta cruzar de nuevo el riachuelo. Aquí aprovechamos para tomar una fruta y emprender con nuevos brios la marcha que nos va llevar por una senda ,que se podía apreciar que había sido limpiada recientemente. Es el Camino Viejo que une Suárbol y Moreira que va salir a una amplia pista que une esta última localidad con la cima del monte y por el cual habíamos bajado en nuestra última caminata hace aproximadamente unos 6 años. Una vez en Moreira bajamos hasta la carretera y una vez pasado el puente a escasos metros  tomamos un camino a la izquierda, que por momentos con cuestas bastante pronunciadas, nos lleva a Piornedo.

Cañita de rigor con los colegas que se habían rajado, una ducha y preparados para dar cuenta del opíparo cocido que nos tenían preparado antes de reiniciar el camino de vuelta a la vida cotidiana y pesarosos por dejar tan bella zona, pero con unos recuerdos imborrables que sin lugar a dudas nos animarán a volver pronto por tan entrañables parajes.

Longitud: 12,6 kms

Dificultad: baja

Duración: 4 horas